Llega lo que tiene que llegar...

Llega lo que tiene que llegar. 
Parte lo que tiene que partir. 
Fluye lo que tiene que fluir. 
Dura lo que tiene que durar. 
Cuanto menos se controla mejor sucede. 
La única regla es la brújula propia interna y la paz al apoyar la cabeza en la almohada. 
Para todo lo demás e incluso para eso...Fe

Registros Akásicos - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Copyright © 2015 Pablo Benítez