Comienza el día diciendo “gracias”

Esta afirmación matutina proporciona el espacio necesario para entrar en los momentos mágicos desde el sueño a la luz del día.

Esta afirmación reconoce el asombro y la conmoción de haber regresado a la conciencia, al aquí y ahora.

Afirma la oportunidad que ofrece el nuevo día para elevarse sobre lo mundanal y cultivar la conciencia cósmica.

Se entrega a la responsabilidad que el nuevo despertar nos impone.

Invita al Creador a que entre en nuestro espacio.

Cuando decimos "gracias" entramos en contacto con la esencia de la otra persona.

Decir gracias modera nuestro ego y facilita el descubrimiento de nuestro verdadero valor, permitiéndonos pronunciar la palabra con humildad.

Gracias es la verbalización de la aceptación de la vida, de entrega, de reconocimiento.

Por cada nuevo día

GRACIAS GRACIAS GRACIAS

Registros Akásicos - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Copyright © 2015 Pablo Benítez