Si perdemos o no fomentamos...

Si perdemos o no fomentamos las relaciones personales o perdemos contacto con los lugares y actividades que nos dan ganas de vivir; pronto vamos a sentirnos secas por dentro. 

Si nos olvidamos del alma y del corazón para centrarnos en lo cotidiano, lo obligatorio, el ánimo nos pasa factura. 

Y lentamente perdemos creatividad, vitalidad, espontaneidad, risa, generosidad y joie de vivre…

Nuestro tesoro reside en esa fuerza. Es nuestro deber cuidarlo…

 

https://www.facebook.com/Simone-Seija-Registros-Akásicos-1451899725080064/?fref=ts

 

Registros Akásicos - Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.
Copyright © 2015 Pablo Benítez